grassi vetrate

Vaya al Contenido

Menu Principal


L
a historia de Las Vidrieras Artísticas Grassi inicia a finales del 1800 cuando Alessandro Grassi, el fundador, aprende el arte del vidrio en Francia, ganándose la vida gracias a su trabajo en un laboratorio especializado en la restauración de las vidrieras de la Catedral de Chartres. Luego de su regreso a Milán, y dos guerras mundiales que cambiaron el mundo, esta en medio el Taller Grassi que trabaja, crece y se desarrolla. Llega el 1946 y con el fin de la segunda guerra mundial, la empresa retoma sus actividades con la dirección de Florindo Grassi, hijo de Alessandro. Será así hasta el 1957 cuando el Maestro Alessandro Grassi, el actual responsable, apoya papá Florindo en la conducción de esta maravillosa aventura artesanal.

....En el arco de los años, las Vidrieras Artísticas Grassi de Milán, ha colaborado con los mayores arquitectos y artistas italianos y extranjeros entre los cuales: Caccia Dominioni, Capogrossi, E. Castiglioni, Fiume, Niemeyer, Pomodoro, Sassu, Sottsass jr., Spreafico, Usellini, Veronesi, Zanaboni. Entrando al Taller Grassi se advierte una presencia mágica. Todo entorno, entre los artesanos inclinados trabajando el vidrio, se encuentra una armonía extraordinaria de formas y colores. A los visitantes de su laboratorio el Maestro trasmite toda su pasión. En la decisión meticulosa de los trabajos, en la historia de los compromisos profesionales, en la atención hacia temas educativos y sociales; después de tantos años de trabajo no muestra rastros de cansancio, ni de ninguna forma de desilusión. Solo muestra una mezcla extraordinaria de pasión por el propio trabajo y por el arte del vidrio, que nos hace comprender la relación que une Alessandro Grassi a la empresa de familia.
....Las Vidrieras Artísticas Grassi, hoy como hace un siglo, realiza las obras siguiendo siempre la misma técnica, la antigua tradición vidriera francesa. Placas de vidrio colorado de primera calidad, ensamblada mediante varillas de plomo, fundidas con estaño, dibujos a grisalla a mitad cocción en un gran fuego para obtener una duración ilimitada en el tiempo. Desde su fundación, el Maestro y sus colaboradores han creado obras, tanto religiosas como paganas, en todo el mundo. Las Obras de Arte de Vidrieras Grassi están en Arabia Saudita, Brasil, Camerún, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Gabón, Ghana, Inglaterra, Kenya, Malasia, Nigeria, Portugal, Rusia, Singapur, EE.UU. y Venezuela. En el 1997 Alessandro Grassi fue galardonado con el "Ambrogino D’oro" por las siguientes razones: "Llegó en el campo de las Vidrieras a la perfección casi absoluta. Sus creaciones en las iglesias y mezquitas de muchos países, son una muestra del ingenio lombardo, inervado en la gran tradición del vidrio del norte de Europa. Artesano capaz de capturar la luz, dobla la materia llevandola a resultados de gran poesía."

Regreso al contenido | Regreso al menu principal